Alarga la temporada de baño instalando una cubierta

No queremos que el verano se acabe,  ni despedirnos de los agradables momentos que hemos pasado bañándonos en la piscina, pero se acerca el final de la temporada y por eso, si todavía no la tenemos, es el momento adecuado para pensar en la instalación de una cubierta automática.

Instalar una cubierta en la piscina nos ofrece múltiples beneficios, el primero de ellos es que contribuye a mantener la temperatura del agua, prolongando la temporada de baño y permitiéndonos disfrutar de la piscina durante mucho más tiempo.

Ofrece igualmente la ventaja de limitar la evaporación, responsable de la bajada del nivel de agua. Este disminución del nivel puede ser especialmente significativa en el caso de que la piscina esté situada en climas muy secos y con mucho viento. La cubierta puede conseguir que esta evaporación se reduzca hasta en un 90%, con el consiguiente ahorro de agua. Esto no sólo nos va a suponer una disminución en los costes de mantenimento de la piscina sino que estamos contribuyendo a que nuestra piscina sea más sostenible ambientalmente. Esta reducción de la evaporación se convierte en especialmente importante cuando hablamos de piscinas interiores que están climatizadas, ya que con el calor la evaporación aumente significativamente y normalmente es preciso instalar deshumidificadores, con el consiguiente gasto añadido.

Al proteger además la piscina de la suciedad exterior: hojas de árbol, polvo, insectos, etc que puedan caer dentro del agua, mantendremos la piscina más limpia y reduciremos también el uso de productos químicos para su mantenimiento. Y una vez llegado el invierno, si queremos proceder al hivernaje de la piscina, conseguirá mantener la piscina protegida contra las inclemencias.

Y lo más importante de todo, la salud de nuestra familia: la instalación de una cubierta constituye un elemento esencial  de seguridad, especialmente importante si en la casa hay niños pequeños o mascotas.

A la hora de elegir la cubierta más adecuada es preciso pensar si se trata de una piscina ya existente que deseamos cubrir de una manera sencilla,  si se trata de un proyecto de renovación o si  estamos hablamos de una piscina de nueva construcción. También debemos plantearnos si queremos que la cubierta automática funcione mediante energía eléctrica o solar.

Por último, es muy importante tener en cuenta, al hacer nuestra elección, el tamaño y la forma de la piscina que queremos cubrir: si tiene una forma redondeada, ovalada o libre, si la piscina es de tamaño muy pequeño o excesivamente grande. Todos estos elementos  son decisivos la hora acertar en nuestra elección.

Sin embargo, la marca francesa de cubiertas DEL, con más de 40 años de experiencia en el mercado, nos ofrece una gama muy amplia de productos con soluciones  diferentes para adaptarse a la perfección a cualquier tipo de piscinas: cubiertas móviles que se colocan sobre la coronación y son muy fáciles de manejar, cubiertas fijas colocadas sobre el terreno

y también cubiertas sumergidas, muy discretas y totalmente integradas en el vaso de la piscina.

Las cubiertas DEL ofrecen múltiples opciones en láminas: PVC en varios colores (blanco, azul, gris y beige), Policarbonato solar y transparentes en varios colores (azul cristal, verde cristal y fumé). Las lamas de policarbonato solar son capaces demás de retener hasta un 90% del calor.

Además dispone de capuchones intercambiables con distintas medidas y piezas especiales para que la cubierta se adapte perfectamente a esquinas y medias cañas.

 

Los kit de fijación situados en el extremo de la piscina constituyen un dispositivo normalizado de seguridad que permite fijar la cubierta e impedir el acceso a la piscina a los niños.

Las cubiertas DEL se fabrican conforme a la estricta normativa francesa NFP 90-308, normativa que regula la obligación de instalar un dispositivo de seguridad para las piscinas privada de uso familiar.

Hay que recordar que la instalación de un dispositivo de seguridad no sustituye a la vigilancia por parte de adultos responsables, que es un factor esencial en la protección de los niños.

Estas cubiertas tienen una excelente flotabilidad. Una cubierta DEL soporta sin problemas el peso de un niño y también el de un adulto, en el caso de que tuviera que andar sobre ella para ayudar al niño a salir de la piscina, pero eso no significa estén fabricadas para andar, saltar o correr sobre la cubierta cerrada.

Por todas estas razones, instalar una cubierta es un gran acierto. Si necesitas asesoramiento en la la elección del modelo de cubierta DEL más adecuado a tu piscina y a tus necesidades ponte en contacto con nosotros.